viernes, 3 de agosto de 2012

Cara a cara

Cada vez que cuento la historia de Matías me bloqueo al momento de darle un cierre. Básicamente porque para mí nuestra historia siempre quedó abierta. Siempre le faltó algo; una razón valedera según mis parámetros.
Las dudas se acrecentaron cuando empecé a cruzármelo más seguido en el barrio. De no saber nada de él en 8 años pasé a verlo casi todos los meses. Llegué a la conclusión que vivía a la vuelta de mi casa. Qué irónico el destino, ahora ambos vivíamos en la misma manzana.
Como soy de esas personas que van caminando perdida en sus pensamientos, solía percatarme que era él cuando ya había pasado por mi lado. En ese momento lo único que hacía era quedarme paralizada. Sin poder reaccionar, pensando qué hubiera hecho si me hubiera dado cuenta que era él, media cuadra antes, por ejemplo. Recreaba en mi mente conversaciones que jamás ocurrieron ni ocurrirían.
Me perturbaba mucho el hecho de ignorarnos, de actuar como completos desconocidos cuando habíamos compartido lo más hermoso que un hombre y una mujer pudieran compartir: el amor más puro, sincero y verdadero de mundo.
Finalmente llegó el día en el que al doblar en la esquina de mi casa lo veo venir, a lo lejos. Paradojicamente y como una broma de mal gusto, en mis auriculares sonaba Adele - Someone like you. La vida no podría cagarse más de risa en mi cara. En esos 50 metros de separación barajé todas las opciones posibles: saludarlo, invitarlo a tomar un café, terminar en un cuarto de hotel; como tantas veces había soñado cuando él volvía a buscarme diciendo que dios ya no le importaba, que se había dado cuenta que seguía amándome, que siempre lo hizo y que no quería perder más tiempo.
Nada de eso pasó, no tuve valor y seguí caminando como si nada, pasé por su lado como si fuera un completo desconocido.
Al llegar a mi casa lloré, no sólo por él ni por la situación, sino de bronca. Lloré por haberle sido infiel a mis convicciones, por actuar como una idiota. En un rapto de furia agarré mi computadora y le escribí un mail. No sabía si lo leería, si seguiría usando esa cuenta pero necesitaba decirle lo que sentía. Necesitaba decirle que actué como una boluda y que la próxima vez que nos viéramos yo lo saludaría, por respeto a lo que tuvimos.





8 comentarios:

  1. Pensá que él también te ignoró cuando pasaste al lado de el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, lo se. la realidad es q cuando cortamos yo le dije q no queria saber mas nada d el. igual, a mi me importa lo q yo hice (o deje d hacer) y como me senti

      Eliminar
    2. Claro. Las mujeres somos tan típicas. No queremos volver a saber nada de ellos, pero cuando los vemos lo único que queremos en ese momento es que nos abrace y nos diga que sin nosotras no puede vivir (aunque nosotras ya no lo querramos).

      Ya fué Lola, agarrá viaje con el chico de abajo jajaja.

      Eliminar
  2. Ya fue, me tenés a mi (?). Te lo borro de un plumazo de la mente, Lolis (?)

    ResponderEliminar
  3. Lola! dale!
    Mirá, acá en Uruguay...yo no conozco nadie que actúe de ese modo.
    Creo que esas cosas de "nunca más" son muy de BUenos Aires. Esto, acá, es tan chico...te vas a terminar encontrando. Acá ser guapo significa tener respeto por lo que se vive. Creo que si te lo volvés a cruzar, lo tenés que saludar. El tema de los celos allá ...yo siempre sentí que la mayoría, la mayoría de las chicas son muy celosas. Y lo entiendo por un lado...que ya explicaré mejor, pero
    de todos modos, aún entendiéndolo es una cagada todo eso.
    No le vas a arruinar la vida a nadie si le espetás un buen saludo cuando lo veas. Dale pa delante. Y después que cierre mismo, agarrá viaje con el chico de abajo, y sino resulta vení conmigo.
    Mi ciudad y yo somos capaces de hacerte sentir diferente, para siempre.
    Viste que quiero novia argentina?
    Estoy más que dispuesto a enamorarme de una.
    Si no sos vos y conocés a alguien...
    presentando!!!
    jaja

    Besos,Lola.

    ResponderEliminar
  4. Este modus operandi hace que sonría mientras pienso en cuán satisfecho estoy por el género que me tocó...jajaja

    Dale! Lola, querida! Ponga huevo y vaya al frente, que el Domingo tenemos que ganar!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Temazo! y? que paso?? contestó o no contestó?? me dejaste con la duda ahora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en breve actualizooo! gracias por pasarte!

      Eliminar